domingo, 11 de septiembre de 2016

El jardín mes a mes: Septiembre

Llega el final del verano y el tiempo comienza a cambiar, todavía tenemos el calor del verano, sobre todo en las zonas más cálidas, pero ya comenzamos a notar como refresca por la mañana y por la noche. Veamos que tareas hay que realizar con nuestras plantas durante septiembre para ir preparándonos poco a poco para la entrada del otoño.


Al final del verano encontramos plantas que aun tienen flor y han resistido perfectamente pero han crecido mucho, aunque también encontramos algunas plantas que literalmente se han achicharrado con el calor.

Protección contra el frío: En las zonas frías claramente habrá que ir empezando a pensar el nuevo emplazamiento de algunas plantas que podrían helarse de cara a la nueva estación entrante, por ejemplo las Phalaenopsis, los cactus, las plantas de climas tropicales, muchas plantas que son ornamentales, etc. En las zonas templadas esto no es un problema, por ejemplo, mis phalaenopsis pasan el invierno en el porche, en la zona más profunda y no se hielan, porque vivo en Andalucía y en Huelva cómo mucho llegamos a los menos dos grados.

Poda menor: a finales de verano se hace una poda pequeña a los rosales y a algunos arbustos y plantas perennes que ya han terminado la floración. No es tan drástica como la poda que se le hace a los rosales en febrero, o a principios de primavera a otras plantas. El objetivo es eliminar follaje, y que la planta no tenga que usar tanta energía y alimento para mantenerlo. También se hace para limpiar la planta de ramas secas, carentes de hojas o que han sufrido el calor del verano. Otro motivo puede ser salvar una planta de un golpe de calor.

Limpieza de restos: además deberíamos hacer una limpieza de flores secas, hojas y restos vegetales que quedan sobre la tierra. Recordad que si aumenta la humedad y el frío, proliferan los hongos, y todos estos restos son un foco de hongos en potencia.

Quitar malas hierbas: en verano, igual que en primavera, salen muchas malas hierbas, por lo general, hay muchos días de agosto y de julio que hace tanto calor, y no hay horas de sombra, que pasas poco tiempo eliminando las malas hierbas para que no te haga daño el sol. Pero hay que eliminarlas, sino serán un problema.

Plantar nuevos ejemplares: es un buen momento para plantar nuevas plantas, sobre todo de especies que florecen en otoño, inverno o primavera, el jardín tendrá menos vida después del verano, y podemos darle algo de color con nuevas plantas.

Cambiar la frecuencia de riego: Es el momento de empezar a vigilar la tierra, ya que el tiempo empieza a cambiar, hay más viento, refresca un poco al amanecer y al anochecer, sí vemos que la tierra está mojada cuando vamos a regar, es un signo de que ya no debemos regar con tanta frecuencia como en verano. También es el momento de concienciarnos de que tenemos que cambiar los hábitos de riego en el jardín.

Últimos trabajos con los cactus en el jardín: cuando llegue el frío los cactus pasan a estar inactivos y a penas se deben regar, es muy importante para que en primavera den flor de nuevo. Ahora que está terminando el verano es la última oportunidad que tenéis para realizar trabajo con los cactus como trasplantarlos a una tierra adecuada o a una maceta mayor. Durante el frío no se deben tocar, si se dañan las raíces no se regenerarán.

Sembrar, esquejar, dividir y acodar (reproducción en general): desde el final del verano hasta mediados de otoño, en las zonas cálidas, es como una segunda primavera, y por ello puedes hacer tareas como sembrar semillas, hacer acodos y plantar esquejes para tener nuevas plantas de cara a la primavera futura. También es un buen momento para dividir plantas, que podrás plantar enseguida.

Plantar los primeros bulbos: ya podemos comenzar a plantar los bulbos que florecerán en primavera, aunque lo más propio es a comienzos de verano, que de hecho, es cuando llegan a las tiendas de jardinería.

Rellenar huecos en el césped: después del calor, por mucho que te hayas esforzado en cuidar el césped, quedan algunos huecos donde el césped se ha secado por el exceso de sol y calor, se pueden retirar y plantar nuevas semillas de césped en esta época. También es bueno airear el césped (se hace pinchando).

Entutorar: hay plantas que han crecido mucho y que no queremos podar, es necesario enturorarlas bien y asegurarlas para que no se tronchen con los vientos y la lluvia que puede llegar este mes.

También hay tareas que hacemos durante prácticamente todo el año, que debes hacer. Eliminar las flores secas para que la floración continúe, mantener la limpieza de patios, porches y otras zonas llenas de macetas, recortar un poco las plantas que se salen de los arriates, recoger semillas de las plantas que han dado tras la floración, recortar el césped, etc.

Espero que os haya gustado este resumen de las tareas que hay que hacer en otoño en el jardín. 

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...