jueves, 11 de agosto de 2016

Cómo reproducir un cactus o planta suculenta por hijuelos o hijos

Una de las maneras más fáciles de reproducir cactus y plantas suculentas es mediante los hijos o hijuelos que van saliendo de la planta. Hoy veremos ejemplos de hijuelos y cómo separar y trasplantar uno, para que podáis reproducir vuestros ejemplares.




Conforme los cactus y plantas suculentas van creciendo van dando hijos, dependiendo del tipo de plantas son distintos y hay que tomar medidas diferentes para cultivarlos, pero por lo general siempre suele ser muy fácil y se suele tener éxito en la reproducción.


Tipos de hijuelos que  podemos encontrar

He pensado que la forma más fácil de explicaroslo es fotografiando los hijos de mis cactus y suculentas.

Tenemos los hijos de plantas como los aloes o las sansevieras, que dan hijos a partir de las raíces de la planta adulta, por eso si las trasplantas te sorprenderá ver como hay hijos debajo de la tierra, que van saliendo poco a poco a la superficie, y crecen como plantitas pequeñitas alrededor de las grandes.

Áloe Vera

Es especialmente fácil reproducirlos, porque ya tienen raíces. En el caso de que sean hijos grandes y fuertes, cómo en el caso de los de la sanseviera trifasciata, es posible que tengas que cortar la raíz tan grande con un cuchillo, pero habrá raíces laterales que enraizarán enseguida, puedes curar la herida del corte con canela o fungicida y dejar secar una semana, pero en climas cálidos y poco húmedos, aunque la plantes directamente no habrá problemas. 

Áloe Vera

En cuanto al áloe, no suele haber problema, la raíz es más fina, solo tirando del hijo se separará de la raíz de la planta madre y lo podrás plantar. Algunos áloes son muy prolíficos y desde jóvenes empiezan a dar muchísimos hijos, otros tardan algunos años en dar hijos.

Sanseviera Cylindrica


También hay otras plantas suculentas que dan hijuelos como pequeñas plantas nuevas que crecen alrededor de la planta madre, por ejemplo el Kalanchoe Tomentoso, si las sacas con cuidado y las plantas en una macetita no tiene porque haber problemas, puesto que ya tienen raíces.

Kalanchoe tomentoso, orejas de gato, planta panda.


Kalanchoe tomentoso, con un hijito al pie de la planta madre.


Kalanchoe tomentoso, un hijito que planté el mes pasado,
desde el principio ha estado muy sano.

Hay otras plantas como las haworthias, las gasterias y sus híbridos, que dan hijos en la base de la planta y entre las hojas de la planta madre. Si los coges de entre las hojas no tendrán raíz, por lo que tendrás que dejarlos secar una semana habiendo curado la raíz con canela. Los plantas y dan raíz a una velocidad de vértigo. Es difícil extraerlos, si tienes la suerte de encontrar uno cercano a la tierra quizás ya tenga alguna raíz.

Haworthia fasciata big band con hijos.

Haworthia retusa con hijos.


Gasteria Little Warty, un híbrido de gasteria batesiana y gasteria old man silver.
El mes pasado dió un hijo entre las hojas y se lo quité para que no alterara su forma.


Y este es el hijo ya plantado, ha pasado un mes, tiene unas raíces enormes,
lo comprobé, está algo gris, porque es verano y hace bastante calor.

Tenemos cactus que dan hijos en la base, en algunos como en esta opuntia subulata se confunden con ramificaciones, pero puedes quitarlos, curarlos con canela, y plantarlos en otra maceta. Esta opuntia agarra muy bien al plantarla.

Opuntia subulata


Opuntia subulata

Y por fin llegamos al caso de los cactus globosos, que se reproducen con pequeños hijos que les salen de la base o de la zona de las espinas. Algunos dan unos cuantos, otros cientos.

Gymnocalycium hortii, con hijos.


Si arrancas uno directamente aereo, de la zona de las espinas, no tendrá raíz, y tendrás que curar la herida con canela o fungicida, dejarlo secar durante una semana, y plantar para que salgan raíces al contacto con la tierra.

Trichocereus huascha

Lo ideal es que busques uno que esté en la base, porque si está pegado a la tierra tendrá raíces, incluso aunque todavía esté unido a la planta madre, y enseguida se recuperará cuando lo plantes.

Rebutia perplexa.


Mammillaria gracilis fragilis, de aquí podríamos sacar
un millón de macetas de esta clase de mammillaria.


Ejemplo práctico, vamos a hacer un trasplante.

El otro día trasplanté un hijo de mi Gymnocalycium hortii, e hice fotos para que podáis ver como se hace paso a paso.

Cómo se que algunos me lo vais a preguntar, usé estas herramientas, son dos que venían en un juego de mini herramientas, que son para cactus o plantas pequeñas. AQUÍ.


Son de los más útil para este tipo de trabajo, pero puedes usar algún otro tipo de orquilla o un palito, el cabo de un pincel, etc.

Cómo podéis ver, el cactus tiene tres hijos, vamos a coger el más grande que además está pegado a la tierra, si tenemos suerte, tendrá raíces. También podríais usar el método que enseñé en Cómo trasplantar cactus sin pincharte, y doblar un trozo, en este caso pequeño, de propaganda y cogerlo directamente con las manos, moviendo el hijo hacia los lados hasta que se suelte.



Con la orquilla o la herramienta que hayamos escogido hacemos un poco de palanca entre el hijo y la madre.





Una vez que se suelta vamos empujando hacia fuera, para sacarlo de debajo del otro hijo que está encima sin despegar ese otro.



Luego, con cuidado lo cogemos con las manos, si fuera un cactus con muchísimas espinas habría que usar protección, como guantes para plantas espinosas, papel doblado, pinzas, etc. Cómo podéis ver tiene raíz, pero también tiene una herida porque aun estaba unido a la planta madre y lo hemos arrancado.




Curamos la herida con canela en polvo para evitar el ataque de hongos y para que cicatrice más rápido. Cómo la herida está en un lado y no tocará la tierra, y además tiene raíces, en seguida podemos plantarlos y no tenemos que esperar. Si no tuviera raíces y la herida estuviera en la base, tendríamos que echar canela en la herida y esperar una semana a que se curara y podríamos plantarlo sobre la tierra.





Para plantarlo, haremos como siempre, grava o chinos en la base de la maceta para que drene y sustrato apropiado para cactus. Podéis ver más sobre esto en estas entradas: Sustrato adecuado para cactus, y , Cómo trasplantar una planta suculenta, y también Cómo trasplantar cactus sin pincharte. Debemos dejarlo unos días sin regar para que se recuperen las raíces. 




Y así ha quedado.





Espero que os haya ayudado mucho esta entrada. 


LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...