martes, 30 de agosto de 2016

Proyecto jardín 2, segunda parte: Haciendo mini jardines de suculentas (Cómo hacer un mini jardín de suculentas)

Otro de los proyectos que quería llevar a cabo eran jardineras y macetones llenos con composiciones de suculentas, o también llamados mini jardines de suculentas. Llevo más de un mes investigando sobre el tema, e intenté algo con un par de jardineras, pero realmente no tenia la materia prima adecuada, pero ahora que la tenía llevé a cabo mi proyecto.


Están muy de moda los jardines de suculentas, sobre todo en EE.UU, y para los que no tienen mucho espacio, o quieren empezar a experimentar con este concepto, se pueden hacer mini jardines de suculentas preciosos en macetones y jardineras, incluso en pequeños rincones de un jardín. Para ello es necesario tener muchas clases de suculentas y también piedras para añadirlas a la composición.


¿Qué plantas podemos utilizar?

Las plantas más utilizadas son echeverias, aeoniums, sedums, kalanchoes, siemprevivas, aloes de porte pequeño y haworthias, y crassulas,  también se pueden usar adromischus, cotiledones y otras suculentas. Lo normal es buscarla de colores, para poder hacer composiciones combinando los tonos.




¿Qué hace falta para hacer un mini jardín de plantas?

  • Jardineras y macetones para plantar.

  • Chinos, grava o trozos de maceta rota para poner en el fondo de la maceta.

  • Tierra adecuada para suculentas.
  • Plantas suculentas de pequeño tamaño, pueden estar ya bien enraizadas, ser plantulas o esquejes (por ejemplo rosetas cortadas hace poco).

  • Piedras, chinos o grava para decorar.


Opcional:

  • Pincel para limpiar la tierra de las hojas

  • Tijeras de podar si vas a cortar las rosetas directamente de la planta madre.

  • Plantador pequeño o un palito si quieres ser más preciso al hacer el hueco donde vas a plantar (puedes usar los dedos).




Manos a la obra

En esta ocasión yo he plantado tres mini jardines, el primero es muy simple, sin apenas composición, y lo hice en una jardinera. Los  otros dos los hice en macetones de barro y son más elaborados.



Aquí están las plantas que tenía para utilizar: tengo plantas compradas hace un mes o más, así que tienen bastantes raíces, también tengo plantitas pequeñas de intercambios y tengo esquejes que puse a enraizar hace algunas semanas y ya tienen alguna raicilla. ¿Qué tipo de plantas son? variedades de siemprevivas, aloes, kalanchoes, echeverias, crassulas, aeoniums y sedums. Usaré algunas y otras se quedarán en las macetas de alveolos para otra ocasión.






Hace algunos meses, cuando se me empezó a pasar por la cabeza este proyecto planté algunos hijos de plantas suculentas y esquejes en esta jardinera, también planté tres pleiospilos nelii (a la derecha) que no iban bien en su maceta. Pero la jardinera estaba muy vacía, los pleiospilos seguían sin marchar bien, y el único que parecía estar de lujo era el sedum burrito. Así que quité todo menos el sedum burrito, planté en macetas las plantitas que quité y me dispuse a rehacer la composición de la jardinera. 

Jardinera como estaba antes.

Para ello quité todos los chinos, la tierra era buena, preparada por mí y solo tuve que removerla un poco.

Sedum burrito.

Dividí una maceta de crassula perforata y puse dos plantitas a arriba a cada lado, en el centro puse cuatro plantitas de kalanchoe pumila. Abajo puse dos rosetas recién cortadas de la planta madre, ambas son variedades de echeveria, una totalmente verde y la otra con las puntas rojas. Abajo en el centro está el sedum burrito, que coloqué ahí hace meses para que colgara cuando crezca, igual que la suculenta que puse en otra jardinera que planté hace unos meses. Luego cubrí todo con chinos.




A continuación comencé con un trabajo algo más artístico, compré dos mecetones de barro y tres patas de barro para cada uno, para que drenen mejor el agua y pueda limpiar por debajo con la manguera. Lo primero fue poner piedras en el fondo (drenaje), llenar con la tierra que hago para plantar suculentas (en este caso 40% turba y 60% arena de rio o de obra. No debes llenar hasta el borde, porque tienes que rellenar luego con piedras. Más sobre preparar tu propio sustrato AQUÍ y AQUÍ.





A continuación hay que pararse a pensar qué es lo que quieres hacer, la composición que quieres formar con las plantas, los colores que tienes para usar en la composición, las piedras que tienes para rellenar, y con todo eso hacer un dibujo o una composición. Puedes hacer un mini jardín dejando huecos para la grava y las piedras, o hacerlo sin grava y hacer una composición que cubra con plantas toda la superficie. Así quedaron.





En mi caso puse al fondo de cada macetón un aloe, porque se harán más altos y rellenarán más. En un lado de cada macetón puse plantas haciendo una curva (echeverias, siemprevivas y sedums), en un lado de tonos verdes y rosados, y en otro lado de tonos más cálidos, como amarillos, marrones y rojizos, mezclados con verde. Al otro lado de cada macetón puse piedras recogidas del jardín y allí planté unas plantitas de Faucaria tuberculosa. Justo en el centro de cada macetón puse aeoniums, porque se hacen muy altos, empiezan a crecer y les sale un tronco bien largo. Luego rellené todo con grava blanca. 

Colocados en su lugar, en el porche bajo la ventana.


Plus: ¿Cómo está la jardinera que planté hace meses?

En este caso era un mini jardín de cactus, aunque también contiene una suculenta que cuelga (senecio herreianus). La planté hace meses, pero tuve un problema, uno de los cactus que iba a poner resultó estar podrido por abajo, mientras lo curaba el macetero estaba inacabado. El cactus resultó ser un caso perdido y acabé comprando otro cactus del tamaño adecuado para la composición, que es el que está a la derecha.

El día que lo terminé.


Así estaba el día que planté los tres mini jardines de suculentas. El gymnocalycium baldianum estaba dando flor.



 Así estaba ayer por la tarde-noche.



Espero que os haya gustado y os haya ayudado.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...