domingo, 24 de julio de 2016

¿Qué es la Xerojardinería? Jardines con bajo consumo de agua

Hoy en día, con el cambio climático, las altas temperaturas y la necesidad de ahorrar agua, se están adaptando cada vez más los jardines al concepto de la “xerojardinería”, es decir, jardines que necesiten la mínima cantidad de agua posible y con plantas que resistan las altas temperaturas. ¿Queréis conocer más sobre los xerojardines?


La xerojardinería es una idea que surgió en los EE.UU. a raíz de una gran sequía que hubo en 1977, actualmente, con el cambio climático, se están remodelando muchos jardines para adaptarlos a este concepto de jardinería que implica el uso de menos agua y de plantas más resistentes.




La raíz “xeros” es una palabra griega que significa “seco”, y por lo tanto “xerojardinería” quiere decir literalmente “jardinería seca” o si es “xerojardín” es “jardín seco”. En inglés se usa el término “xeriscape” o “xeriscaping”, mezcla entre “xeros” y “landscape” (paisaje).



Antes era costumbre cultivar grandes jardines con plantas asombrosas y mucha extensión de césped, pero estos jardines necesitan muchísima agua para sobrevivir, muchísimos cuidados y muchas de esas plantas necesitan sombra o por lo menos luz tamizada (la que pasa a través de los árboles). ¿Y qué podemos hacer si con el cambio climático cada vez hay más sol, más calor, veranos más largos y menos agua? Y más en climas como el andaluz, con temperaturas de hasta más de 40 grados.




La soluciones son:

Eliminar el césped que requiere muchísima agua, y sustituirlo por césped artificial o por extensiones de corteza de pino, grava o piedra de diversas clases.

Plantar en forma de terrazas para que se distribuya mejor el agua.

Usar plantas que necesiten poco riego, cómo cactus y plantas crasas: agave, euphorvia, áloe, opuntia, siempreviva, sedum, etc.

Usar plantas aromáticas mediterráneas resistentes a la sequía: abrótano hembra, romero, lavandas y cantuesos, tomillo, etc.

Usar plantas y árboles autóctonos de la zona mediterránea: olivo, alcornoque, encina, enebro, sabina, retama, escobón, jaras y estepas, etc.

Usar hierbas ornamentales resistentes a la sequía: carex, festuca, carrizo de la pampa, etc.

Usar especies que florecen pero que necesitan poca agua porque son de climas cálidos: adelfa, gazania, gallardía, etc.




Es necesario que sean plantas para jardines al sol, no olvidemos que todas las plantas no se pueden plantar en todos los sitios, hay plantas que necesitan plantarse al sol, otras a la sombra y otras necesitan sol y sombra. Un xerojardín por lo general pasará muchas horas al sol. Y la solución normal pasa por lo que hemos comentado: cactus y suculentas, plantas autóctonas y silvestres, plantas aromáticas, y plantas de sol. O bien habrá que añadir algún tipo de construcción que aporte sombra.




Para jardines públicos o comunitarios será necesario poner un riego por goteo, esto también ahorra agua, ya que no tenemos la necesidad de mojar las partes donde hay grava, así que evitaremos los aspersores, que hasta riegan la acera. El riego por goteo solo riega cada planta. Si es un pequeño jardín privado, podemos regarlo una vez a la semana con la manguera.




Es curioso pero otra de las ventajas de la xerojardinería es que aumenta el hábitat para la fauna y los insectos locales, ya que se usan muchas plantas autóctonas, por ejemplo para las abejas y pájaros.



También se pueden añadir adornos al xerojardín, y no tienen por qué ser simplemente algunas rocas, se pueden poner tinajas y fuentes, ya que las fuentes solo usan el agua que se les introduce y la reutilizan una y otra vez, por lo que no hay un gasto de agua diario.



Y ahora yo os propongo que hagáis un ejercicio visual y reflexivo, cuando vayáis caminando por la calle o salgáis un fin de semana, y veáis parques y jardines, o cuando vayáis por la carretera y veáis jardines en las rotondas, fijaos bien, y podréis daros cuenta de cómo han cambiado los jardines, fijaos bien en como aparece todo lo que os he explicado, los jardines con grava de colores haciendo formas, los jardines con olivos, algo que antes no era común, y con romeros y lavandas en vez de otras especies de temporada que hay que cambiar continuamente. Ahora sabéis porqué este cambio en los jardines, se está implantando la xerojardinería.





Para terminar, me gustaría ir dejando aquí fotos de este tipo de jardines que vaya encontrando en la provincia donde vivo u otros lugares que visite:


Rotonda en Corrales, Huelva:

Aunque tiene césped, el tipo de plantas que incluye son las que se usan en xerojardinería, olivos, palmeras, cantuesos (con la flor seca en verano), romeros, etc. Especies autóctonas, mediterráneas y de climas cálidos que en un espacio tan amplio, prácticamente se cuidan solas.









Vivero Vallotton, en Aljaraque, Huelva:

Visité por primera vez este vivero ya que me lo aconsejaron porque está dedicado precisamente a plantas con bajo consumo de agua, me gustó muchísimo, y una de las cosas que me impresionó y que quise fotografiar fue este jardín de cactus y suculentas. Ejemplo perfecto de lo que os he explicado en esta entrada sobre xerojardinería, y además es precioso, han hecho un trabajo maravilloso.
















LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...