martes, 6 de octubre de 2009

Mi lugar favorito: La Sierra de Huelva


Esto es algo que escribí en mi Espacio el 30 de septiembre de 2008, pero quería volver a publicarlo aquí:

Mi lugar favorito, la Sierra de Huelva

Al igual que a otros les apasiona la playa, a mi me gusta la sierra, y la sierra de la provincia donde vivo es preciosa. Cada vez que voy me gusta más, tengo que decir que voy allí casi todas las semanas. Ahora empieza el tiempo bueno, durante agosto se podían recoger moras silvestres, de los kilómetros y kilómetros de zarzales silvestres. Y ahora ya finalizando septiembre, aun podemos recoger moras, pero ha llegado el momento de los madroños, una fruta peculiar, pero deliciosa.


A veces vas andando por un camino, levantas la vista y ves que sobre tu cabeza hay manzanas, avellanas, nueces, etc, al alcance de tu mano, árboles de huertos que deben llevar hay más de un siglo y los frutales son tan grandes que se salen de los muros de piedra llenos de helechos. Durante el verano me aburría, pero ahora es fantástico, salir al campo a buscar setas: gallanpernos, oronjas, boletos, estos son los comestibles, pero también se encuentran las venenosas y las que no se comen, como boleto de Satanás, amanita phalloides, amanita citrina, pie rojo, etc.

Cómo explicar lo que me gusta del lugar, pues cuando sales al campo en esta época encuentras lugares que parecen el paraíso de las haditas, o de cualquier druida del pasado o presente, todo verde lleno de castaños, robles, pinos de flandes, etc. Puedes encontrar todas esas plantas extrañas y hermosas que aparecen en los libros. Entre la maleza viven jabalíes y ciervos, y el otro día, me parece imposible pero creo que vi un zorro. Allí todo es más bonito, hasta las nubes son más preciosas, la Luna es más grande, el arcoiris se ve más brillante, y la tierra tiene un olor que no se parece a la parte baja de Huelva donde vivo, ya que está muy contaminada. Eso es otra cosa, la contaminación, que me ha provocado tantas alergia que no puedo comer casi ninguna fruta ni verdura cruda, y desde que voy a la sierra algunas de mis alergias han remitido, y puedo comer alimenot que antes no podía. En fin, que solo tengo buenas palabras para esta zona de la provincia que me enamora. Y os digo más, cuando sea viejecita y se acaben mis días, que me incineren y tiren mis cenizas a los pies de un roble, en uno de esos lugares preciosas de la sierra. Humm, que tetrica.....

Bueno, pues Soy de Campo, jejeje, algo que a algunos les parece raro, mi conocimiento de las hierbas y árboles, de las frutas silvestres, de las setas. Aunque últimamente veo como algunas personas de mi familia lo aceptan y me piden consejo para saber cual es aquella extraña planta que ha crecido en su huerto, y me halaga, cuando todos me nombran: “La Isa lo sabe”, ejeje, ya no soy tan rara.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...