sábado, 16 de julio de 2016

Cómo quitar espinas de cactus de la piel (o astillas)

Todos los que tengáis cactus habréis pasado por las típicas situaciones en las que vuestras manos, incluso vuestros antebrazos quedan llenos de espinas, puede ser debido a un trasplante, o puede ser debido a que el cactus está en alto y al caer, cómo acto reflejo lo recogemos por miedo a que se dañe, y luego tienes cientos de espinas en tus manos. ¿Qué podemos hacer?

Bueno, hay varios métodos, durante años he sacado muchas espinas, porque mi padre tenía cientos de cactus y porque siempre está en el huerto (no solo los cactus tienes espinas), y aunque yo a veces tenía espinas, le sacaba más a él que a mí. Ahora que yo tengo cactus, estoy viviendo en mis propias carnes estas experiencias.

Primero os voy a explicar los tres métodos que yo he usado siempre, y luego incluiré otros.


Método 1
Para empezar si son bastante grandes y visibles, puedes sacarlas una a una con mucho cuidado, siempre poniéndote en un lugar bien iluminado donde puedas ver mejor, ve moviendo la mano hacia un lado y otro, para que puedas ver nuevas espinas, ya que las transparentes o muy pequeñas pueden ser difíciles de ver si no les da la luz directa. También puedes hacerlo con unas pinzas. 

Para saber si las has sacado todas, roza con la zona afectada otra superficie, como tu pierna, si no te molesta es que no hay más espinas, pero si te molesta en alguna zona, vuelve a revisar para quitar el resto de espinas.


Método 2
¿Qué pasa cuando la espina queda debajo de la piel? Muchas veces pasa también con espinas de otro tipo de plantas, y suelen ser espinas gruesas que molestan mucho. En este caso se puede apretar con los dedos a los lados del lugar donde está la espina, y si consigues que salga un poquito la retiras con unas pinzas. 


Método 3
Sí aprietas y no sale la espina, es hora de usar la artillería pesada para espinas y astillas, debes usar una aguja de coser o un alfiler desinfectado con alcohol. Lo que harás será hacer con la punta del alfiler una rajita muy pequeña en la zona donde está el agujerito por donde entró la espina, y volver a apretar, si no sale puedes meter el alfiler y remover la espina, y volver a apretar con los dedos, si lo hace con cuidado, saldrá enseguida y ni te harás sangre.


Métodos alternativos (estos no los he probado yo, pero tienen cierta fama)

Método 4
Aplicar cola banca o pegamento escolar a la zona donde están las espinas, es aconsejable sobre todo para espinas finitas. Una vez que el pegamento se seca sobre la piel, se retira en forma de pellejo y las espinas salen con el pegamento. Puede ser necesario repetir varias veces para eliminar todas las espinas.


Método 5
También se hace con cinta de embalar, pero personalmente creo que si aprietas cinta de embalar sobre la piel llena de espinas, conseguirás que claven aun más o incluso que se hundan del todo en la piel.


Recuerda siempre desinfectar luego la zona, pero especialmente con el tercer método.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...