sábado, 24 de agosto de 2013

Lombriz de tierra – Lumbricus terrestres L.

Una de las razones por las que decidí hacer este blog, fue una conversación que tuve, en la que explicaba que eran las lombrices de tierra, encontramos una bola de lombrices al sacar la tierra de una maceta, y empecé a explicarles sobre las lombrices a un niño, y no sabía que eran, y además, había dos adultas y tampoco sabían que eran. Me sorprendió tantísimo, yo pensaba que todo el mundo sabe que es una lombriz de tierra, yo lo aprendí en el colegio. La foto es de aquel día, no tiene mucha calidad porque la hice con mi móvil. 


Pues bien, ahora vamos a explicar algunas cosillas sobre las lombrices de tierra, algunas que ya sabía y otras que he investigado.

Las lombrices de tierra son anélidos, viven en la tierra, a una profundidad relativa. Son ciegas, ya que no necesitan ver bajo la tierra. Su piel está constantemente humedecida por un mucus que les asegura la espiración y reduce la fricción contra el suelo. Pueden medir de 90 a 300 milímetros. Se alimentan de las partículas orgánicas que hay en la tierra. Tragan la tierra y los desechos de las plantas que hay en ella y luego los expulsan por el otro extremo, completamente descompuestos. Es decir transforman el material orgánico en humus, el cual es un fertilizante para las plantas.  Hay épocas del año en que pueden verse cientos de montoncitos sobre la tierra, es la tierra que expulsan las lombrices, que queda sobre la superficie. Evitan los suelos demasiados secos o húmedos y los forestales. 

Al contrario de los que piensan algunas personas, no son simples gusanos dañinos, y no hay que eliminarlos de la tierra ni de nuestras macetas. Ya que las lombrices oxigenan el suelo, lo que ayuda enormemente a la planta, además con estos túneles las raíces pueden expandirse con más facilidad y se ayuda a la distribución de la humedad para que no se estanque ni se concentre en un único lugar.


Una curiosidad sobre las lombrices de tierra es que, si una lombriz de tierra es partida en dos por algún motivo, no muere, sino que se regenera, reconstruye su cuerpo, y se convierte en dos lombrices. Eso me recuerda a lo que pasa con las lagartijas y otros reptiles por el estilo, que pueden regenerar su cola, esto ocurre cuando se ven atrapadas, se parte la cola, muy delicada, y les proporciona una huida rápida. Luego la cola se regenera, les sale otra vez.

2 comentarios:

cattatonia dijo...

Si, yo tengo un huerto chiquitín en el patio de mi casa y siempre digo, cuando echo el resto de zanahorias, lechugas que me sobran de la recolección: " comida para mis lombrices"...y la gente se extraña.

Las lombrices son la boca de las plantas, por ello no se deben de matas, al revés hay que darlas de comer.

Un abrazo

Istara Elthien dijo...

Me encanta esta entrada, hay mucha gente que por asco (o maldad) las mata cuando realmente son los pulmones de la tierra, son criaturas super beneficiosas pero la ignorancia de la gente de atribuir a los insectos cualidades malas siempre está ahí, por eso es bueno enseñar como tú hiciste con ese niño ^_^

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...