jueves, 8 de diciembre de 2016

Bayas de invierno, en el Jardín botánico Dunas del Odiel, Huelva

Ya casi ha llegado el invierno y si salimos a la naturaleza podemos encontrar que hay muchos árboles y arbustos que tienen bayas en diciembre, y es todo un espectáculo. Os dejo algunas fotos para que podáis conocerlos mejor. Las fotos de esta entrada están hechas en el Jardín Botánico Dunas del Odiel, en Huelva, un jardín que incluye especies autóctonas de las zonas costeras de Huelva, como las dunas, enebrales, sabinales, lentiscales, etc.



Quiero advertir que esta entrada la hago por el valor informativo, para los que quieren aprender sobre naturaleza y los frutos que podemos encontrar cada mes, pero es importante recordar que algunas de estas bayas son venenosas o no comestibles y otras no.



Arrayán, arraiján, mirto, Myrtus communis




Es un arbusto, aunque puede crecer hasta 5 metros de altura. Tiene un olor peculiar, parecido al de la menta.

Las bayas del mirto son comestibles, saben a menta, aunque son algo desagradables ya que tienen muchas semillas y pelillos. 

Por el nombre parecido, no confundir con el "arraclán", Frangula alnus, que es venenoso.



Enebro común, Juniperus communis.





Es un árbol pequeño que alcanza los seis metros, muy extendido por todo el hemisferio norte.  Los frutos del enebro o enebrinas se usan en la fabricación de la ginebra, también como condimento, aunque no son venenosos no se comen crudos porque son muy amargos. Con el enebro también se fabrica el "aceite de enebro" que sirve para los dolores reumáticos, musculares y artríticos, también sirve como antibacteriano, y para combatir el catarro mediante inhalaciones. 

No confundir con la "sabina", Juniperus thurifera, que es muy similar pero las hojas no pinchan, ya que la sabina es muy venenosa. Esta confusión a veces deriva de que en algunos libros llaman "enebro" a todo el género juniperus, no a un solo al árbol, también en algunas zonas de España parece que llaman enebro a los dos árboles creando una confusión grandísima, pero en este apartado, hablo y enseño el "enebro común".




Lentisco, cornicabra, Pistacia terebinthus.




Es un arbusto, aunque puede alcanzar hasta los 8 metros. Los frutos del lentisco no son comestibles, solo por los pájaros, de hecho otros animales la ignoran y no se la comen, aunque en el pasado se usaban para hacer chicle, y para fabricar la trementina, un disolvente. 

El nombre de "cornicabra" lo recibe por la forma de sus agallas producidas por un tipo de pulgón, tienen forma de cuerno de cabra.



Majuelo, majoleto, espino albar, Crataegus monogyna.




Es un arbusto, pero puede alcanzar hasta 10 metros, distribuido por toda Europa. Está tan extendido que recibe más de cien nombres comunes distintos solo en español.  

El fruto del espino albar no es venenoso pero no se suele comer porque no es agradable al paladar, aunque es todo un espectáculo observarlo y fotografiarlo.




Rusco, Ruscus aculeatus.




El rusco es un arbusto pequeño, que puede alcanzar los 80 cm de altura. 

Tanto los frutos del rusco como toda la plantas son venenosos. Aunque se usa en fitoterapia, es una de esas plantas de las que no se recomienda hacer uso si no se es profesional, ya que puede ser peligroso.


Espero que os haya gustado esta entrada, nos leemos en la próxima.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...