martes, 31 de mayo de 2016

Infusiones que más tomo y por qué

Hoy os voy a hablar de las infusiones que más consumo y por qué lo hago. Soy una persona práctica, está claro que se pueden tomar infusiones por placer, pero en mi caso prefiero que si tomo una hierba sea porque es beneficiosa para mi organismo por algún motivo. Estas son las infusiones que me han acompañado desde hace años cuando empecé a aprender sobre plantas, hierbas y fitoterapia.



Todas las infusiones las tomo sin endulzar, en mi opinión el azúcar o cualquier otro edulcorante enmascara el sabor de las hierbas, de hecho hay mucha gente que le añade azúcar o miel a las infusiones porque sino no son capaces de bebérselas. Por otra parte, exceptuando el té negro (el de Tetley tiene una calidad bastante aceptable), intento que sean hierbas compradas en herbolario o recogidas y secadas por mí misma, ya que la mayoría de mezclas e infusiones que venden en los supermercados son de malísima calidad.


Té negro: no veréis que pase un día sin tomar mi té negro, se dice que el té negro es el más fuerte y amargo de los tés, y el que contiene más teína, pero yo lo adoro con todo mi corazón y mi paladar. Tiene un ligero toque amargo, aunque no tan fuerte para mi gusto. Debido a sus taninos es astringente, así que podríamos decir que es adecuado si tenéis la barriga suelta, pero como todas las variedades de té, la mayoría de personas lo consume debido a que la teína es un magnifico estimulante que te ayuda a empezar el día con más energía, y ese es mi motivo, desayuno todos los días té negro. Pero también debo decir que el té negro tiene un gran poder antioxidande, reduce el riesgo de padecer ataques cardíacos y es diuréticos, es decir, te ayudará a eliminar líquidos y no retenerlos.


Tomillo: soy una incansable defensora del tomillo, una vez leí que es una de las plantas con más propiedades que existe, es una panacea, es una de esas reinas de las plantas, sirve para tantísimas cosas, tiene propiedades antisépticas, alivia los dolores musculares, es un buen tónico estomacal, y un largo etc. En la mayoría de los casos, yo uso las infusiones de tomillo cuando alguien de mi alrededor o yo misma estamos malos de la garganta, o en ese momento en que empieza a dolerte, y tomar infusiones de tomillo y otras plantas puede marcar la diferencia entre resfriarte del todo o recuperarte antes de llegar a acatarrarte por completo, tal es su poder desinfectante.


Manzanilla: aunque os parezca una tontería, la simple y común manzanilla o camomila, tan conocida y que podemos encontrar en todos los hogares, es otra de las mejores plantas que puedes usar y constantemente estoy tomando manzanilla. La tomo no solo para aliviar las dolencias estomacales y las digestiones pesadas, sino también como calmante del sistema nervioso, cuando tengo ansiedad, cuando estoy muy nerviosa, cuando tengo síndrome premenstrual, cuando tengo insomnio, es un calmante suave pero extraordinario. Y no nos olvidemos de que sus infusiones sirven para aclarar el pelo, aunque yo diría que son mucho mejores para aliviar y nutrir el cuero cabelludo, si por ejemplo lavamos mucho el cabello. En mi caso soy una fanática de la manzanilla, también la uso en aceite esencial, ya que es maravillosa para calmar la piel debido a distintas agresiones, sobre todo la uso tras la depilación, pero al igual que hago con la caléndula, también es buena para la irritación de la piel por otros motivos.


Anís: una de las infusiones más ricas en mi opinión, aunque no hay que excederse con su uso porque es un poco intensa. En otra época de mi vida tomaba muchísimas infusiones de anís, y es que es un carminativo maravilloso, es decir, que debéis tomarla cuando tengáis gases, y es una buena aliada para esos días en los que por alguna razón os entran gases y morís de dolor. En mi caso dejé de consumirla tan a menudo porque descubrí que no toleraba la lactosa, y al dejar de tomar leche, se acabaron los dolores de vientre debido a los gases, pero de vez en cuando me tomo una infusión de anís, porque está tan riquísima. También podrían serviros otras umbelíferas similares, como el hinojo o la alcaravea, pero para mí el mejor es el anís verde.


Malva: otro de mis aliados desde hace muchísimos años, la malva es una de las plantas de la que hago uso enseguida si me acatarro y los mocos bajan a la garganta. La malva contiene una sustancia llama mucílago que es ideal para ablandar la mucosidad y expulsarla. Además las infusiones de malva son muy suaves y es muy curioso ver como cuando introduces las flores en el agua caliente, sueltan todo su color tiñendo el agua.


Llantén o Plántago: creo que está es la primera hierba que recogí del campo, sequé y almacené, para mí es muy especial y tengo una parte del jardín lleno de llantén mayor que no arranco porque si me resfrío podría ser muy útil, el único problema es que me cuido tanto que ya nunca me resfrío. Al igual que la malva, el llantén tiene mucílago y os ayudará a eliminar la mucosidad.


Mezcla de Azahar, Hierba Luisa, Melisa y Tila: en este caso os hablo de una mezcla que tomo, todas las hierbas que contiene son maravillosas, y no suelo tomarlas por separado, sino juntas, para obtener mejores resultados. Estas cuatro hierbas sirven para calmar el sistema nervioso, relajan, te ayudan a calmarte y a dormir. Para mí la más eficaz de las cuatro es el Azahar, las flores de azahar son increíblemente efectivas contra el insomnio y para calmar el nerviosismo, recordemos como las personas mayores tomaban agua de azahar que compraban en la farmacia precisamente para estos mismos fines, pero lo tenemos mucho más fácil, simplemente comprando o recogiendo azahar y haciendo una infusión. Debo decir que el azahar del limonero me gusta especialmente. A continuación, la Hierba Luisa, me parece también una hierba bastante potente para estos menesteres y deliciosa. La melisa, que siempre me ha acompañado desde que empecé a aprender sobre plantas, ya que la cultivo por lo menos desde los 16 años, es bastante más suave que todas las demás, de hecho su infusión se puede usar en bebés para que se calmen, sus flores y su aroma son delicados y especiales. Y por último, nuestra querida y conocida Tila, que sale de esos grandiosos árboles, los tilos, que podemos encontrar en infinidad de parques, para mi gusto no es tan deliciosa como las otras, pero está claro que puede ayudarnos a calmarnos. Y todas juntas constituyen para mí una gran ayuda cuando necesito relax.



Cómo podéis ver, la mayoría de ellas son plantas realmente simples o incluso fáciles de conseguir, no hace falta buscar mezclas raras, lo importante es saber para qué sirve cada hierba y cando la debes tomar, y poco a poco irás aprendiendo cual funciona mejor para ti. 

3 comentarios:

Laura Suarez dijo...

Qué completo el artículo! Me viene perfecto porque hace poco me he pasado al té porque el café me sienta fatal, pero no tengo mucha idea de los tés y eso... Ahora ya sé dónde recurir :)

Hechicera Lestrange dijo...

me encantan las infusiones! yo tomo te negro , manzanilla , te verde con jazmin y hace poco descubri el te chai que tiene muchas especias. A pesar de que el mas rico es el te comun , me parece el mas util la manzanilla porque la uso para varias cosas jaja, te relaja y ademas de lo que dijiste vos que sirve para la digestion, yo la uso como tonico para la cara , dicen que es muy buena para desinflamar.

Unknown dijo...

Es un articulo muy interesante que habla todo lo relacionado acerca de las iNFUSIONES y como nos puede ayudar a bajar de peso.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...