sábado, 5 de septiembre de 2015

Tarde de jardinería de finales de verano

Está terminando el verano, estamos en septiembre y por fin empezamos poco a poco a sentir un tiempo mínimamente otoñal, y es que en unas semanas entrará por fin mi ansiado otoño. Y es ahora cuando, cómo os digo siempre, tenemos una especie de segunda primavera, y los trabajos en el jardín se pueden poner en marcha de nuevo. Así que ayer por la tarde, estuve haciendo de jardinera.


Comenzamos la tarde revisando libros de jardinería, estos me gustan mucho, son del Dr. D. G. Hessayon, pero misteriosamente, siempre acabo usando el del invernadero, aunque no tenga invernadero, pero tiene una sección de las tareas que deben hacerse en cada estación, que es muy útil. Además, el de plantas de interior es perfecto para identificar cualquier tipo de planta ornamental, el más completo que tengo en ese sentido.



Tenía mucho que hacer, aunque esto es solo una parte, planté esquejes, trasplanté y dividí plantas.

Para empezar, me traje de casa de mi madre esquejes y plantitas ornamentales que me gustaban mucho, para poder plantarlas aquí.

De izq. a derch. en el centro Fittonia Verschaffetii, Plectranthus coleoides marginatus,
Begonia Erythrophylla

Fittonia Verschaffetii




Además, en casa tenía dos rosales pitiminí para trasplantar, y dos gitanillas, todos plantados en fibra de coco, que se seca muy rápido.

Así quedaron los rosales, en su nueva jardinera.

Y en esa mista tarde me dí cuenta de que mis violetas estaban hechas un desastre, por que empiezan a crecer y a echar rastras y a liarse sobre si mismas y forman una bola de hojas y no les llega la luz a las hojas de debajo, que se secan, así que tuve que dividirlas. Es fácil, por que las violetas dan muchas semillas, y nacen muchas plantitas nuevas en la maceta, solo tienes que ir cortando las rastras para llegar a la multitud de plantitas, las vas dividiendo y te quedas con las nuevas. Planté dos en cada maceta.


Así quedaron las violetas, dos plantitas por maceta

Así estaban antes, algunas casi secas y otras hechas un desastre.

Aquí estoy yo en mi espacio de trabajo, y bueno este espacio lo uso para mil cosas más.



Como bonus, os dejo aquí una foto de mi oxalis, cuando la traje de casa de mis padres estaba casi completamente seca, tenia un par de hojas, y al ponerla aquí, vaya si está a gusto en su nuevo hogar, que en unas semanas mirad como se ha puesto.

Oxalis Corymbosa



LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...