sábado, 19 de octubre de 2013

Insectos: Pececillo de plata

El pececillo de plata es uno de esos insectos que conviven con nosotros, ya que prefieren vivir en nuestras casas. ¿Quién no se ha levantado por la noche, para ir al servicio o a la cocina, y al encender la luz ha visto huir a uno o varios de estos insectos? U otras veces, retiras un libro de la estantería y ves alguno que sale corriendo de detrás del libro. Y por eso, por ser tan cotidianos, pero desconocidos para la mayoría, hoy vamos a hablar de los pececillos de plata.


Entran dentro de la categoría de Apterigotos, o insectos sin alas. Pueden medir de 7 a 10 mm de longitud. Su distribución es completa,  no hay lugar donde no se encuentren.

Son insectos inofensivos para los humanos, viven a nuestro alrededor porque le gustan mucho las golosinas y las cosas dulces, y los humanos siempre solemos tener cosas dulces a nuestro alrededor. Y a causa de esto también reciben el nombre de “Lepisma del azúcar”. Incluso vemos una referencia a lo dulce en su nombre científico “saccharina”.

Les gusta vivir en sitios donde haya moho, papel o alimentos y sustancias con almidón (cola de encuadernar libros, silicona, apresto para la ropa).

¿Comen libros los pececillos de plata? es una duda que suelen tener algunos coleccionistas de libros, pues sí, comen libros, y al parecer hay bibliotecas que tienen problemas grandísimos debido al pececillo. Y es que los libros son un buen alimento para ellos debido a que les gusta el almidón de la cola y a que son capaces de digerir la celulosa, cosa que es casi inaudito en la naturaleza, casi ningún ser vivo puede digerirla. Y en referencia a esto os voy a enseñar una foto de un libro que saqué esta mañana de una estantería de mi madre donde siempre encuentro pececillos, y tiene la sobrecubierta comida por ellos.

Pulsa la imagen para aumentarla.

No soporta la luz, por eso podemos encontrarlo en sitios oscuros, como debajo de muebles, y por eso podemos verlo en otras zonas solo si encendemos la luz de noche. Son muy veloces, y se reproducen rápido, aunque tardan hasta tres años en hacerse adultos.

Ya que el pececillo puede ser molesto o llegar a convertirse en un plaga, se recomienda retirar los muebles y los libros de las librerías para hacer limpieza, y así eliminar su fuente de alimento y los huevos.

También recibe otros nombres como Lepisma de la harina, traza o sardineta.

En cuanto a mi experiencia con los pececillos quería contar que cuando era pequeña yo los llamaba cabezones o pescaditos, y el segundo nombre no iba nada desencaminado, ya que se llaman pececillos.



Fotos de los pececillos, recogidas de Google, las del libro son mias.

***

Os dejo aquí también un vídeo que hice más adelante sobre el pececillo de plata y que está en mi canal Océanos de Páginas:



LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...